Los ladrones

By -
Comparte esta nota

EL FRANCOTIRADOR
Por Óscar Jiménez
LOS LADRONES

El 21 de septiembre es la fecha para que
Francisco García Cabeza de Vaca rinda su
segundo informe de gobierno como
gobernador de Tamaulipas.

Sin duda ha transitado un camino muy
difícil. Lleno de desconfianza, aversión en
muchos casos y resistencia al cambio en
las estructuras burocráticas.

Recuerdo muy bien una plática que
sostuve con el primer gobernador panista
de México. Ernesto Ruffo Appel me confió
que lo más difícil para iniciar su gobierno
fue la resistencia al cambio que encontró.

Me dijo que los empleados de confianza
del gobierno de Baja California vieron a
los nuevos panistas que habían llegado
con su gobierno panista, como si fueran
ladrones de empleos. No los querían.

Así pasamos el primer año en
Tamaulipas. Fue doloroso para algunos y
para otros fue un desastre el cambio de
partido político en el gobierno porque su

economía estaba basada en la
permanencia tricolor en el poder estatal.

Pero el poder en Tamaulipas cambio de
manos y de color en el 2016 y es fecha que
quienes se sintieron agraviados por el
despido siguen con sus demandas porque
acudieron como debe ser a las
instituciones creadas para ello y las partes
involucradas tendrán que acatar la
resolución legal.

Pero sería un insulto no reconocer los
pasos que se han dado en contra de la
delincuencia. Ha habido detenciones
importantes por todos lados bajo la
coordinación de los gobiernos de los tres
niveles.

Y hoy, a dos años de este gobierno es
cierto que sigue habiendo cosas por hacer,
y la verdad es que cuando se acabe este
período constitucional harán falta por
hacer otras más.

Pero si miramos la geografía política
electoral de Tamaulipas esta ha cambiado
por órdenes en las urnas de los
ciudadanos… ¿fue para bien o para mal?

No lo sé, pero ese fue el mandato de los
votos y se respetó desde el gobierno.

Pero tampoco se le puede restar valentía
a Francisco García Cabeza de Vaca cuando
se trata de analizar el combate a la
delincuencia organizada. Sigue echado
para adelante.

Aunque creo que algunos de nosotros
(victorenses) no hemos abonado mucho a
la buena convivencia en el sentido estricto
de lo social con los oriundos de otros
municipios.

Y es que todavía hace una semana
escuché de alguien que creía ilustrado la
frase de que “los de Reynosa se han
adueñado de Ciudad Victoria”, y uno más
que vivía la conversación le contestó que
el arribo de tamaulipecos de otros
municipios a la capital del estado se ha
dado cada que un gobernador de
Tamaulipas es oriundo de otra ciudad
distinta a la capital estatal.

Y es que hay que reconocer que los
victorenses tuvimos 2 gobernadores al
hilo (Eugenio y Egidio), y claro que ellos
procuraron a los nativos de esta ciudad
capital, pero hay que subrayar con
sinceridad que ese grupo político
victorense falló.

Y tan falló, que uno de los dos
gobernadores victorenses está en la cárcel

y el otro es el más repudiado de la historia
política moderna de Tamaulipas, incluso
más que Tomás Yarrington (Matamoros)
que está encarcelado en la Unión
Americana.

Ese Grupo Victoria está a unos días de
desaparecer de la escena política estatal.
A fin de mes dejará de ser presidente
municipal de Ciudad Victoria Óscar
Almaráz Smer y con él desaparece el
grupo que inició con el exalcalde de
Victoria Pascual Ruiz García.

Con Pascual Ruiz llegaron los Canacos y
le siguieron los Canacintra. Pues ya se van
y ahora buscan colgarse de la última liana
del PRI…el comité directivo estatal.

En fin, creo que esa visión que los
victorenses tuvieron de los reynosenses
que arribaron a gobierno estatal hace casi
dos años con esta administración va
desapareciendo. Aunque aún quedan
algunos por ahí.

Son tamaulipecos como los que vivimos
en la capital de Tamaulipas y si algún
culpable se tendría que buscar del
desplazamiento en las estructuras
burocráticas de confianza, sería en las
mismas decisiones políticas que el Grupo

Victoria tomó y que llevaron al PRI a la
debacle en las urnas.
Que a Francisco García Cabeza de Vaca le
faltan cosas por hacer, estoy de acuerdo.
Hay áreas en las que quisiéramos ir más
de prisa, pero los vicios, las componendas
heredadas, el tejido social canceroso, la
convivencia de forajidos con la clase
política, han hecho el paso lento,
avejentado.

Que los que cumplen dos años en el
gobierno no son unos santos, pues no, no
lo son, como tampoco lo fueron los
anteriores. Y en los casos específicos de
esta administración creo que se aplicará la
ley.

Pero nadie puede negar que en los
últimos dos años se han hecho esfuerzos
por sanar el tejido social a través de
nuevas formas de hacer política y
haciendo frente a quienes gustan de
fabricar delitos de gran impacto.

Por lo que así como escucho de algunos
tamaulipecos decir que todos los
mexicanos debemos estar unidos para
ayudar a Andrés Manuel López Obrador
en su gobierno que entra en funciones a
final de año (cosa que estoy de acuerdo).
Lo mismo debemos hacer en Tamaulipas,

unir esfuerzos para que cada año haya
mejores cuentas que dar a la ciudadanía.

MAQUIAVELITO

…”Felices los valientes, los que aceptan
con ánimo parejo la derrota o las palmas”:
Jorge Luis Borges.
osjinuf@gmail.com

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota