Peleadores indisciplinados

By -
Comparte esta nota

Jab en Corto

Peleadores indisciplinados

Raúl Hernández

Recorrer todo el ring, deslizarse por cada rincón de las cuatro esquinas se ve fácil, sin embargo, hacer boxeo es fatigante y hay que entrenar bastante para soportar toda la rutina completa.

En el mundo del box, no todo es luz y reflectores, también existe el lado oscuro. Los vicios no van de la mano con el box, fumar, beber o consumir otras sustancias dañinas, perjudican el desenvolvimiento e inclusive puede resultar una combinación fatal.

Existen historias tristes, envueltas de tragedia sobre muchos boxeadores que llevaron un historial de excesos. Debido muchas veces por las malas compañías los púgiles se adentran al “desmadre”, pues las tentaciones como el dinero, los lujos y las mujeres de la vida galante, los ha conducido a la perdición y a la desvalorización.

El fallecido venezolano, Edwin Valero, un grande que cayó en las garras del abismo. “El Inca”, tuvo una corta y espectacular carrera boxística, campeón mundial en dos diferentes divisiones, 27 peleas y 27 nocauts. Edwin mantiene un record vigente de 18 cloroformos en el primer round. Ningún oponente le llegó aguantar las doce vueltas

El peleador panameño, Vicente “El Loco” Mosquera fue el único que logró derribarlo, posteriormente como lo hacen las leyendas, Valero se levantó para ganar y conquistar la faja AMB Súper Pluma.

El sudamericano presentaba la guardia zurda, un estilo vertiginoso, alocado sin cesar, a él le gustaba intercambiar y moverse, un “tira piedras” con clase y demasiada intrepidez.

Cuatro veces defendió el cinto, y más tarde ascendió de categoría, ciñéndose el cetro Ligero del Consejo Mundial de Boxeo ante Antonio Pitalua. Y contra el mexicano Antonio DeMarco realizó la última batalla, saliendo también victorioso.

Abajo del cuadrilátero el controvertido peleador se metió en graves líos, la conducta agresiva y desorientada lo encaminaron a un final lamentable. Con su temprana muerte Edwin Valero se convirtió en un mito del boxeo venezolano.

La desgracia es uno de los estigmas boxísticos, algunos quedan en la ruina y en la locura, el duranguense Ricardo “Pajarito” Moreno le toco esta suerte, Rubén “El Púas” Olivares de igual forma sufrió problemas de alcoholismo cayéndose de las nubes hasta el suelo.

El argentino Carlos Monzón de igual manera enloqueció de ira y mató a su esposa arrojándola al vacío…

El mismo Julio Cesar Chávez, sucumbió ante las aterradoras garras de las adicciones que influyeron en su descenso, después JC pareció recuperarse. El hijo de Chávez, “El Junior” tampoco ha avanzado por culpa de los vicios y quedo estancado.

Aunque “El Junior” logró el campeonato Mundial de peso las 160 libras, después se fue de bajada, la “mota” y otras substancias se lo impidieron. Otro famoso incluido es el ahora promotor Oscar de la Hoya, quien se la pasa en clínicas de rehabilitación la mayor parte del tiempo por su adicción a la cocaína. Y así hay tantos peleadores en la lista negra; infieles, golpeadores de mujeres, violentos, cabrones y demás.

¡Ok amigos, que pasen un sensacional fin de semana, nos leemos en la próxima columna…! ¡Y Puro Box!

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota