Murió Vern, el mono que salió herido al proteger a su hijo de un intruso

By -
Comparte esta nota

Un mono que los cuidadores de un zoológico creen que resultó herido al tratar de proteger a su hijo durante un presunto robo ha muerto.

Vern, un mono capuchino copetudo, fue hallado inconsciente cuando el martes por la mañana, dijo el zoológico Wright Park en Dodge City, Kansas.

“Aunque el veterinario contratado del zoológico hizo todo lo posible para revivirlo, falleció en la clínica veterinaria”, escribió el zoológico en una publicación de Facebook.

Vern fue sometido a una cirugía para reparar huesos rotos en su pierna después de un robo del 3 de septiembre.

La policía dijo en un comunicado que creen que alguien entró en el recinto de los monos y se llevó a Pickett, un capuchino de dos años, que es descendiente de Vern.

Vern fue muy protector con Pickett “y no lo habría dejado ir sin pelear”, dijo la directora del zoológico, Hannah Schroder, en un comunicado poco después del incidente.

Pickett fue encontrado ileso a las afueras de los límites de la ciudad y regresó a su recinto, dijo el zoológico.

Las autoridades han dicho que no saben quién lo hizo, o exactamente cómo se lastimó Vern.

Los monos capuchinos son nativos de América del Sur y pasan la mayor parte del tiempo en los árboles. Los machos crecen hasta aproximadamente un peso de 6 kilos en cautiverio y el capuchino cautivo más viejo vivió hasta los 45 años, según el Conservatorio de Primates de Nueva Inglaterra.

El zoológico dijo en una publicación el 22 de octubre que Vern se estaba recuperando bien, pero que los veterinarios decidieron colocarle un yeso en la pierna porque estaba hurgando en el lugar de la cirugía.

Se desconoce la causa de la muerte, pero el zoológico planea realizar una necropsia.

Vern y una hembra mono llamada Charro han estado en el zoológico de Wright Park desde 1988, dijo el zoológico. La pareja tuvo al menos cuatro hijos juntos y vivían con sus hijos más pequeños, Pickett y Jack.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota