La mesa del señor

By -
Comparte esta nota

EL FRANCOTIRADOR
Por Óscar Jiménez
LA MESA DEL SEÑOR

Viene un cambio de gobierno federal que
va a sacudir los más viejos cimientos de la
república mexicana.

Hay que esperar para ver si esos
sacudimientos de las placas tectónicas del
sistema político mexicanos serán positivos o
de plano ponen de punta los nervios de los
partidos políticos.

Pero hay cosas que no cambian, como es el
caso de ir a ver al gran tlatoani para que de
el visto bueno a la vida sindical de los
organismos de trabajadores paquidermos
del país.

Esos sindicatos son los de Pemex, SNTE
(Educación) y el del IMSS. Y en esta ocasión
se puede observar que la tradición sindical
sigue vigente y que probablemente ahí no
haya movimientos telúricos.

Me refiero al caso del “nuevo” SNTE
nacional que ya se fue a sentar con quien
será el presidente de México a partir del 01
de diciembre siguiente.

En la gráfica que les muestro podemos ver,
entre otros, al actual dirigente nacional
interino de los maestros en el país Alfonso
Cepeda, pero también a los “elbistas” Rafael
Ochoa Guzmán y Tomás Vázquez Vigil.

Los acompaña Esteban Moctezuma
Barragán, quien será el secretario de
educación en México en el gobierno de
AMLO. Todos ellos sentados en la mesa del
señor hablando de la política sindical que se
aplicará a partir de diciembre de 2018.

Pero no deja de sorprender que fuera de la
mesa del señor presidente, pero dentro de
la reunión, aparezcan dos personajes muy
conocidos del magisterio y del mundo de la
política en Tamaulipas.

Sentados y con la pared como respaldo, a
la derecha de Andrés Manuel López
Obrador, se pueden observar calladitos,
pero atentos, a Enrique Meléndez Pérez (ex
líder sindical de los maestros de Tamaulipas)
y a Luis Humberto Hinojosa Ochoa (ex
subsecretario de educación básica en
Tamaulipas).

Ellos dos (Enrique y Luis Humberto)
hicieron mancuerna para que Enrique
Meléndez Pérez llegara a ser secretario
general de la sección 30 del SNTE en los
tiempos del gobierno de Manuel Cavazos
Lerma.

Aunque para ser justos, quien les dio el
punto de apoyo para que se apalancaran
políticamente, fue Jaime Rodríguez
Inurrigarrro (secretario general en ese
entonces) y así lograr el triunfo en la
elección magisterial en Nuevo Laredo.

¿Son Enrique Meléndez y Luis Humberto
Hinojosa las manos que mecen la cuna en el
sindicalismo magisterial en Tamaulipas? La
verdad no lo sé, pero tienen experiencia en
las lides sindicales y se conocen muy bien.

Hay que decir que algunos de los maestros
jubilados y activos que andaban con
Maestros por México (MxM), una
organización pro Elba Esther Gordillo, han
soltado la versión extraoficial que LA
MAESTRA ya decidió que el próximo
secretario general de la sección 30 del SNTE
en Tamaulipas sea Enrique Meléndez Pérez
(¿y dónde quedaría la maestra Cecilia Robles
Riestra?).

No hay que olvidar que Enrique Meléndez
Pérez anduvo promoviendo en Tamaulipas
en las pasadas elecciones concurrentes a
Andrés Manuel López Obrador y
dinamitando, sobre todo, el proyecto
político presidencial del panista Ricardo
Anaya Cortés que finalmente quedó en
segundo lugar en esa justa presidencial.

Lo más importante de esto, más allá de los
personajes que aparecen en la foto en la
mesa del señor, es si habrá un cambio en la
estructura que da el servicio de educación
en nuestra entidad.

Dicho de otro modo. En sexenios estatales
anteriores el sindicato de maestros tenía
presencia en la estructura de mando de la
secretaría de educación tamaulipeca. El
SNTE ponía directores generales, por
ejemplo.

¿Regresarán esos tiempos? ¿O serán aún
más drásticos los cambios? ¿Los Estados
sacarán las manos de la Educación?

¿Volverán los tiempos del corporativismo
del sindicato de la educación? ¿A los Estados
les conviene políticamente entregarle el
servicio de la educación a la federación? Son
preguntas que se responderán al paso de los
meses.

Pero ya hay un ejemplo de lo que puede
venir. Les digo que el estado de Michoacán,
a través de su gobernador Silvano Aureoles
anunció el pasado 26 de noviembre que
daban por “terminado la adhesión al
Acuerdo Nacional para la Modernización de
la Educación Básica celebrado desde 1992 y
al Convenio de Coordinación para la
Conclusión del Proceso de Conciliación de
Plazas Transferidas suscrito en el 2014”.

Vaya pues, mas claro, que entregaba ya el
servicio educativo al gobierno federal
porque no tenía dinero para solventar los
gastos de nómina e infraestructura
educativa.

En fin, en todo esto nacen muchas dudas,
pero el pensamiento pragmático dicta el
reconocimiento de que en las ligas
nacionales de la educación en estos tiempos
tan convulsos, al menos, hay dos
tamaulipecos que están “jugando”.

MAQUIAVELITO

… ¿Y tú que piensas? ¿Regresa el
corporativismo a ultranza en el sindicato de
maestros? Dicho de otro modo ¿Regresa la
óptica política-electoral a la educación?
osjinuf@gmail.com

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota