Hispana llevaba dos meses desaparecida en Texas; el desenlace de su caso es macabro

By -
Comparte esta nota

Weltzin García Mireles, de 26 años, se mudó con su hija de seis años y su hijo de tres años a casa de su prima, después de ser agredida por su novio y padre de los niños, Alfonso Roderick Hernández.

La mujer, que vivía en Grand Prairie, un suburbio encajonado entre Dallas y Fort Worth (Texas), acababa de obtener una orden de alejamiento contra el hombre.

El pasado 5 de febrero, sin embargo, ambos desaparecieron.

Hernández, de 28 años, envió un mensaje de celular a su familia y se esfumó.

García desapareció también sin ni siquiera hacer el desayuno o empacar el almuerzo para su hija.

Dos semanas después, el 17 de febrero, se encontró el cadáver del hombre, flotando en un arroyo junto al lago White Rock, cerca de donde había sido encontrado días antes su vehículo abandonado.

El cadáver fue hallado gracias al seguimiento del teléfono celular del hombre; pero el teléfono de la mujer estaba en el bolsillo del pantalón de él.

El último mensaje que el hombre envío a su familia sólo decía: “Adiós”.

Este lunes, casi dos meses después, al fin ha sido hallado el cuerpo de la mujer, en el lago de Mountain Creek Lake, próximo a donde ella residía.

Los niños de la pareja están ahora al cuidado de la hermana gemela de la mujer, Atziry García Mireles, según informó la cadena NBC. El niño pequeño cree que es su mamá, según ha explicado.

“Sabía que él había tenido pensamientos suicidas, pero no esto”, contó la mujer, “todavía no entiendo porque haría esto a su familia, a sus hijos, no sé por qué”.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota