Hemorroides, causas, síntomas y tratamiento

By -
Comparte esta nota


El tema de las hemorroides es un tabú para muchas personas, que no se sienten cómodas para poder hablar sobre eso. No debería ser así, puesto que muchas personas sufren con ellas y el informarse y conseguir hablar sobre ello, puede ayudar a resolver la situación y minimizar los síntomas y dolores.

En una reunión de mujeres, generalmente se tocan temas como el dolor de cabeza, una contractura muscular o un esguince, por ejemplo. Pero difícilmente se hable sobre hemorroides, porque es un tema tabú, aunque afecte a muchas personas.

Las hemorroides o almorranas, son venas inflamadas que se hinchan en la región del recto o del ano. Pueden causar dolor y también sangrado. Hay hemorroides externas y las hay internas y no necesariamente existen síntomas.

Hemorroides externas son las que surgen alrededor del ano; suelen causar dolor específicamente al evacuar. Las hemorroides internas surgen dentro del recto y sólo consiguen identificarse cuando aparece sangre en la materia fecal.

¿Qué causan almorranas?

En realidad, no existe un motivo específico para el surgimiento de las almorranas. Hay diversos factores que pueden influir. Por ejemplo: el sedentarismo, una alimentación inadecuada, tabaquismo, estrés, obesidad, embarazo, colitis crónica y factores hereditarios.  

Otro factor que puede provocar hemorroides es el permanecer sentado en el inodoro durante un largo tiempo sin evacuar. Todos estos ejemplos pueden ayudar a la aparición de estas inflamaciones en la región del ano y del recto, que pueden ser más o menos graves. Un gran esfuerzo para conseguir evacuar también causa presión y la consecuente aparición de hemorroides.

¿Cómo se pueden identificar?

Cuando, como mencionado anteriormente, se realiza un gran esfuerzo durante las evacuaciones, o si se sufre de prisión de vientre crónica, los síntomas son:

  • dolor profundo en la región anal al sentarse y al evacuar.
  • comezón en el ano por la salida de mucosidad en las heces.

Las hemorroides se identifican al palpar el ano y al descubrir de ese modo uno o más nódulos. Muchas veces pueden sangrar porque al pasar las heces por el recto y el ano, causan traumatismo en las venas inflamadas. Al usar papel higiénico para la limpieza, se puede lastimar la región, por lo que es más adecuado higienizar la zona después de la evacuación con mucha agua o paños higiénicos, como los que se usan para limpiar a los bebés.

La alimentación es fundamental para regularizar la función intestinal y ayudar a evitar la prisión de vientre y la diarrea. En muchos casos, es aconsejable la consulta a un nutricionista que podrá establecer una rutina de alimentos específicos, para poder ir descubriendo qué alimentos causan  los síntomas. Generalmente, se quitan de la dieta una serie de alimentos que, posteriormente, se irán agregando de a uno, para verificar si su consumo afecta al paciente.

Mayormente, las hemorroides externas desaparecen en poco tiempo, con la ayuda de baños de asiento, pomadas y productos como Nikzon y otras medidas como:

  • evitar permanecer mucho tiempo en pié
  • aumentar el consumo de alimentos con fibras
  • beber agua para ablandar las heces

Si todas estas medidas no fueren suficientes, será necesario recurrir a una cirugía, que quitará las hemorroides en forma definitiva. En la actualidad, la cirugía es un procedimiento sencillo, durante el cual ya no es necesario hacer cortes, puesto que se trabaja con laser, permitiendo al paciente una recuperación más rápida y sencilla.

¿Qué otros métodos de prevención existen?

Una alimentacion con frutas, verduras, cereales, nueces, castañas y siempre, pero siempre bebiendo mucha agua, el mejor líquido para hidratar las heces, evitando su sequedad y posterior prisión de vientre o dificultad para evacuar.

Es muy importante evitar aguantar ir al baño para evacuar, ya que eso termina creando un bolo fecal que podrá causar más problemas aún.

Otra recomendación es la práctica de ejercicios de manera regular. Es la mejor manera de evitar el sedentarismo, tan común en una época en la que se trabaja con computadoras. La  obesidad es otro factor que ayuda en la aparición del problema, por eso es importante, reiteramos, mantener hábitos saludables tanto en la alimentación como en hacer ejercicios o practicar algún deporte. Caminar 20 minutos todos los días es un muy buen comienzo!

El cigarrillo es otro villano para la salud, de una forma general. Si se está fumando, lo ideal es parar ya! El cuerpo lo agradecerá, sin ninguna duda!

Existen tratamientos para resolver o minimizar la situación. La linaza y los baños de asiento son tratamientos caseros que colaboran positivamente. La pastilla masticable Nikzon funciona. Asimismo, colocar compresas de hielo sobre las hemorroides externas. Debe hacerse la compresa durante 15 minutos. ¿Por qué funcionan las compresas? Porque el hielo actúa como analgésico y anestesia local.

Recordar entonces que, para tratar la presencia de hemorroides, es fundamental mantener una alimentación saludable, hacer ejercicios físicos regularmente e intentar controlar el estrés, ya que en la actualidad es casi imposible evitarlo.



Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota