Estrés: ‘achaque’ laboral de moda

By -
Comparte esta nota

MÉXICO.- Alerta el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que a nivel federal, el 75 por ciento de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países 
como China y Estados Unidos.
El estrés laboral en los últimos años es considerada como la enfermedad de moda y sus afectaciones pueden traer consecuencias fatales a quienes la padecen.

En el análisis del IMSS “el estrés es potencialmente contagioso, ya que estar cerca o visualizar a otras personas en situaciones de estrés, puede aumentar los niveles de cortisol del observador”, dijo Soraya Sánchez Díez de Pinos, encargada del departamento de Salud Mental y Adicciones de la Secretaría de salud.

“El estrés laboral es una respuesta natural frente a demandas asociadas a la actividad profesional, que cuando es muy intenso o prolongado puede afectar la salud”.

Explica que existen diversas causas o circunstancias que se asocian al “desencadenamiento” de ese padecimiento, como características del puesto de trabajo, de la institución donde se realiza el trabajo, físicas del lugar de trabajo y el perfil psicológico del trabajador.

La enfermedad puede ser detectada si son analizados algunos síntomas y consecuencias, “cuando el estrés laboral se mantiene en el tiempo, puede tener como consecuencia diferentes síntomas que alteran el bienestar físico, psicológico y social de quien lo padece”.

En lo relacionado al tema sicológico, destaca que pueden aparecer alteraciones emocionales que van desde la elevación de niveles de ansiedad, ira o tristeza, apatía, vergüenza y hasta una baja autoestima.

Además de alteraciones cognitivas o pensamiento, como dificultad para concentrarse o tomar decisiones y sensación de tener la mente en blanco entre otras, cambios en el comportamiento como; incremento en el consumo de sustancias como cafeína, tabaco, o alteraciones en la ingesta de alimentos.

Los síntomas de estrés a nivel psicológico pueden ser patológicos dando lugar a otros trastornos psicológicos como la ansiedad, depresión y problemas asociados al consumo de sustancias entre otros.

En lo relacionado a alteraciones biológicas, detalla la funcionaria que puede provocar un aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, incremento de tensión muscular, alteraciones en pautas de sueño y alteraciones digestivas.

Las consecuencias en este factor pueden ser diversos tipos, ello depende de órganos activados por el estrés y del tiempo que permanezcan activados, “pueden aparecer consecuencias negativas para la salud como la hipertensión arterial, problemas digestivos, cefaleas, fatiga, dolores musculares e insomnio”.

El tercer factor está relacionado a lo social; está es la segunda área afectada por estrés laboral, ya que el primer ámbito de daño es el laboral o la zona de trabajo, quien lo padece deja de tener interés en sus labores diaria, que se puede manifestar en ausentismo, bajo rendimiento, escasa o nulas relaciones laborales.

En el segundo ámbito que es lo social, el afectado poco a poco disminuye relaciones sociales, incluso familiares o de pareja, “deteriorando la calidad de las mismas y dedicando menos tiempo a sus aficiones”.

Las consecuencias en estos dos ámbitos pueden ser graves, ya que una persona con estrés laboral que llega a sus límites, puede enfrentar problemas sociales, familiares o de pareja, así como las malas relaciones en el trabajo y un posible despido.

Prevención

Existen formas de prevenir este padecimiento, de inicio las personas en áreas de trabajo, deben tomar medidas que te ayuden a sobrellevar momentos de tensión o acumulación de tareas que a veces se producen en el ejercicio de la actividad profesional.

Deben adoptar hábitos de vida saludable que redundarán en un mejor estado físico y psicológico.

Entre las acciones que se deben implementar para prevenirlo, está la organización del tiempo, por lo que es importante que sea la persona interesada quien organice su agenda para cerrar el paso a los imprevistos, “de manera particular debe diferenciar lo urgente de lo importante”, y marcar tiempos para hacer cada cosa.

Las personas además deben “aprender a decir no”, ya que ser asertivo es fundamental para poner límites en el trabajo, esoevita asumir responsabilidades que no le corresponden.

Aprende a delegar funciones es otro factor de prevención, porque encargarse de todo, puede hacer que la persona pierda demasiado tiempo y después se agobie por no llegar a terminar el trabajo.

Existe un factor preventivo relacionado a la capacidad de formación de la persona, aquí, el interesado debe conocer sus capacidades para que su trabajo y sus resultados sean satisfactorios, también se relaciona a ese aspecto el límite de tiempo laboral.

Impacta la alimentación

De acuerdo a estudios relacionados al estrés laboral, mantener buenos hábitos permite frenar este padecimiento, con una buena alimentación, dormir de siete a ocho horas diarias, no consumir sustancias tóxicas como alcohol, tabaco y otros mejoran la capacidad de las personas en sus actividades cotidianas.

En esta recomendación preventiva se incluye la práctica de alguna actividad física, de igual forma reservar tiempo para desarrollar una actividades que sea del agrado personal contribuye a mejorar el estado de ánimo.

¿Cuándo acudir al médico?

Una persona que ya padece el estrés laboral y ha intentado asumir las recomendaciones preventivas sin resultados positivos, tiene la necesidad de acudir a un especialista.

“Si la persona piensa que sufre estrés laboral y ya ha intentado poner en marcha los consejos anteriores y no han funcionado, es recomendable acudir a un terapeuta que te enseñe estrategias específicas para controlar el estrés en tu trabajo y fuera del mismo”.

Entre las cinco principales causas del estrés en general, se encuentra el trabajo, finanzas personales, violencia, tráfico vehicular y los problemas de pareja o personales.

El especialista en siquiatría, Eduardo Cuauhtémoc Platas Vargas, En Su Ponencia Depresión y Baja en el Rendimiento Laboral para el IMSS, señala que el estrés laboral es la principal causa de discapacidad, 350 millones la padecen en el mundo, 800 mil personas se suicidan al año por estrés, es la segunda causa en el grupo de edad de los 15 a 29 años.

En México la atención demora de 4 a 20 años,e implica un alto costo 92 mil , dos de cada tres casos se ocultan por estigma, su atención en tiempo puede ahorrar un 30 por ciento de pérdidas en las empresas.

Para evitar el estrés laboral y prevenirlo, en México desde octubre de 2020 entrará en vigor la Norma Oficial Mexicana 035 que obligará a las pequeñas, medias y grandes empresas a atender factores de riesgo psicosociales.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota