ENTRAMOS AL 2020 CON PURO BOX

By -
Comparte esta nota

Raúl Hernández

Ya entramos a un nuevo año, llenos de fe y buenos propósitos, teniendo en mente que lo mejor está por venir, siempre positivos en este reciente ciclo y de antemano de parte de la columna Mundo del Boxeo deseándoles un muy feliz año 2020.

Ya pasó la pelea de Julio Cesar Chávez Jr y Daniel Jacobs en la Arena Talking Stick en Phoenix Arizona, a pesar de los pretextos y las alegatas del “Junior” quejándose de recibir codazos y cabezazos que dejaron al sinaloense mermado con la nariz rota y sangrante fuera de combate con la nariz rota fue a parar unas horas al hospital.

en síntesis, acerca de la renombrada pelea, este muchacho de Chávez Jr, ya debe retirarse del boxeo ya nada tiene que hacer dentro de los cuadriláteros. es un irresponsable, un indisciplinado en pocas palabras es una vergüenza para el boxeo.

Para nada se le compara a Chávez Jr. con su padre el Gran Cesar del Boxeo, pobre Julio Cesar constantemente pasando decepciones y corajes…

Ya pasando a otro tema, pero siempre engranados con el boxeo, el pugilato es uno de los deportes más característicos de México, y sobre todo es la disciplina que más campeonatos mundiales ha otorgado al país. Ni el balompié, ni el béisbol, ni ningún otro deporte nos han dado tantas glorias como el box.

La república mexicana está llena de esencia boxística con incontables pasajes de boxeadores del ayer, que orgullosamente son parte de un legado maravilloso. En el boxeo, nuestro México es reconocido en cualquier rincón del mundo.

Muchos son los peleadores que han dejado grabada su huella con letras de oro. Me llama bastante la atención el boxeo clásico, aquel boxeo que veían los abuelos, mi papá y mis tíos, cuando las peleas eran a 15 rounds.

De origen cubano, pero de corazón mexicano, Ultiminio “Sugar” Ramos, es uno de los pugilistas más brillantes, campeón de peso Pluma en los años 60 y miembro del Salón Internacional de la Fama.

Una de las peleas memorables de Ultiminio, fue ante el estadounidense Davey Moore, a quien le arrebató el título de las 126 libras, en el Dodger Stadium de Los Ángeles. Transcurría el décimo round cuando el combate se detuvo, debido a que Moore, se encontraba muy lastimado y días después, lamentablemente “El Sensacional” Moore falleció a consecuencia de los golpes recibidos en el encuentro.

Chucho Castillo, también pertenece a la época de oro. Acérrimo enemigo de Rubén “Púas” Olivares, pero debajo del ring eran entrañables amigos.
De 1970 a 1971, tres veces se enfrascaron, esta trilogía es famosa; todas las veces chocaron por el cinturón de la división Gallo.

En dos peleas salió avante “El Púas”, y una la ganó Chucho. A Castillo lo caracterizaba su resistencia y el poder de puños, un verdadero guerrero
Después en otra ocasión seguiremos con los héroes del boxeo, pues faltan muchos por mencionar y también en posteriores ediciones mencionaremos de los actuales boxeadores, de todo un poco en este espacio.

Y el boxeo no se acaba , cada semana estaremos con la columna: Jab en Corto…¡Y Puro Box!

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota