El ángel caído

By -
Comparte esta nota

EL FRANCOTIRADOR
Por Óscar Jiménez

EL ÁNGEL CAÍDO

El día del informe 2018 del Jefe Político
Estatal de Tamaulipas cachamos una
conversación de sobremesa.

La gente de Maki Ortiz se fue a comer
después de la ceremonia y se aceleraron
mirando el 2022. Se frotaron las manos
acariciando la posibilidad de llegar al
poder estatal.

La que encabezaba la mesa era nada
menos que la exalcaldesa de Mainero
Lázara Nelly González Aguilar, la
amiguísima de la presidenta municipal de
Reynosa.

Lázara hablaba y hablaba, y sentenciaba
que el proyecto del PAN para el 2022 era
Maki Ortiz. Que nadie más podía ocupar la
candidatura panista a la gubernatura de
Tamaulipas.

Les dijo a los demás comensales que en
el escenario, según ella, había solamente
dos actores políticos con tamaños para ser

candidatos a gobernador en el PAN, pero
que uno se había caído.

Y que ese ángel caído de la mano de Dios
y de la gracia panista era el alcalde de
Nuevo Laredo Enrique Rivas Cuellar.
Que porque Enrique Rivas, en su
opinión, tuvo una reelección muy
complicada y que casi y no llega y que por
eso ese proyecto se había ido al olvido.

Y que a pesar de que Enrique Rivas
Cuellar es un alcalde fuerte dentro del
panismo, Maki Ortiz es la que mejor tiene
perfil para ser candidata a gobernadora
por haber tenido una relección con
muchos votos a su favor.

Y además porque desde Reynosa ven a
Nuevo Laredo como un territorio que se
ha complicado para su presidente
municipal y que eso ha provocado que los
bonos de Enrique Rivas bajaran.

Pero lo curioso es que supuestamente
desde Reynosa la señora Maki Ortiz hará
pronto presencia en las colonias de Ciudad
Victoria, pera así estar presentes en la
capital estatal y tener resonancia enel
resto de los municipios.

Y que ella, Lázara Nelly González Aguilar,
será candidata a diputada local para el
2019 y que lo será por el distrito norte de
Reynosa.

Afirmando que Maki Ortiz le sacará la
elección, ya ven ustedes que ella es
originaria de Mainero y ya fue de chiripa
senadora por la sentida muerte del titular
de esa senaduría, y después fue diputada
federal plurinominal y hasta alcaldesa.

Y ahora quiere quitarles a los reynoseses
la oportunidad de contender por uno de
sus distritos y esperanzada, a que según
ella, “el fenómeno Maki” la saque
adelante en las urnas.

La verdad es que a mi sorprende esta
plática de sobremesa de la exalcaldesa del
municipio de Mainero, ya que en el 2015
Enrique Rivas siendo diputado local por
Nuevo Laredo llevó despensas a Lázara
Nelly de parte del gobierno municipal que
encabezaba en ese entonces Carlos
Canturosas Villarreal.

Incluso Enrique Rivas tuvo esas
despensas en la cochera de la casa que
ocupaba en Ciudad Victoria y las imágenes
de esos paquetes fueron subidas a las
redes sociales.

Por eso me parece muy desafortunadas
las palabras de Lázara Nelly González
Aguilar, debido a que en ese entonces fue
una de las beneficiarias de las arcas
públicas de Nuevo Laredo y sobre todo del
trabajo político de Enrique Rivas,
entonces diputado local y hoy poderoso
alcalde naeolaredense.

Pero sobre todo creo que no es tiempo
de moverse con rumbo al relevo en la
gubernatura de Tamaulipas, ya que
apenas llevamos dos años y eso me
parece más una grosería para quien
gobierna hoy en día esta entidad que a
una legitima aspiración política de Maki y
Lázara.

MAQUIAVELITO

… Urge que la autoridad maneje mejor,
políticamente hablando, la inconformidad
magisterial.

En el sexenio de Manuel Cavazos Lerma
pusieron oídos sordos a las demandas de
los maestros y el movimiento terminó en
paro estatal magisterial y cerca de 5 mil
maestros acampando afuera del Centro
Cultural de Cd. Victoria.

osjinuf@gmail.com

Comparte esta nota
Redaccion Telered2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comparte esta nota
Comparte esta nota