Denuncia mujer a militares por herirla de un balazo por la espalda

By -
Comparte esta nota

NUEVO LAREDO, Tamaulipas. — Luego de sobrevivir a un ataque a balazos en su contra, perpetrado por soldados, una joven denuncio que es presionada por militares, para que, a cambio de 100 mil pesos, les “otorgue” el perdón a los responsables de la agresión.

Jessyca, una joven ama de hogar, señaló haber sido víctima de los delitos de detención arbitraria, lesiones, amenazas, torturas, trato cruel y degradante, además del robo de pertenencias.

Los hechos se registraron el pasado 29 de diciembre en Nuevo Leon y Guerrero, quedando lesionada la mujer en Coahuila y Guerrero, a una cuadra de distancia. Su amiga Ruby, salió ilesa en el atentado a balazos realizado por personal de la Secretaria de la Defensa Nacional.

La afectada señaló que viajaba en su vehículo junto a su amiga Ruby y que, en Nuevo león y Ocampo, comenzaron a escuchar disparos, por lo que ella –al igual que otros automovilistas- se bajó del carro y corrió, buscando protegerse.

A mediación de cuadra, sobre la avenida Guerrero, asevero que escucho unos diez balazos y al voltear, observo a un militar que le gritaba “párate” y cuando ella se detuvo, el soldado le disparo, lesionándola por la espalda.

Metros adelante, frente al banco Banorte, Jessyca cayo desplomada junto a un auto estacionado, señalando que llegaron dos soldados que la amagaron con sus armas.

“Después se acercaron dos soldados, hacia donde yo me encontrada tirada en el piso y me empezaron a pegar en el pecho con sus botas, es decir a patadas, uno de los soldados traía un radio de comunicación apagado y me ordenaba que lo tomara en mis manos y lo prendiera, pero no les hice caso”, señaló la denunciante.

Una mujer que estaba grabando los hechos con su teléfono celular, fue agredida por el personal militar.

Señaló que un paramédico militar la atendió, mientras que los dos soldados, se burlaban de ella, hasta que llego una ambulancia y la llevo al hospital general.

En el Hospital General, a la mujer le dijeron que estaba “detenida” y fue operaba, al término de la misma llegaron dos hombres y una mujer, que dijeron ser militares, que le ofrecieron 100 mil pesos y el traslado a un hospital de la SEDENA a cambio de que firmara el perdón a los soldados agresores.

Jessyca fue llevada al Hospital Militar en Monterrey, Nuevo Leon, donde recibió atención médica. Se le dio de alta el 9 de enero de 2019 y llevada a su casa por tres elementos de la SEDENA –dos hombres y una mujer- que la presionaban psicológicamente para otorgar el perdón a sus atacantes.

“La verdad tengo miedo, me da miedo que ellos, los militares, me vayan a hacer algo, ya saben dónde vivo, ya conocen a mi mama y a mi papa y ellos también tienen miedo de que un die lleguen y me lleven detenida o que ande en la calle y ya no regrese”, manifestó Jessyca.

Además de haber sido baleada por los militares, la mujer sufrió el robo de dos mil pesos y un teléfono IPhone.

A través del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Jessyca solicita la intervención del Presidente de la Republica, Andres Manuel Lopez Obrador, para que ordene una investigación urgente, exhaustiva e imparcial.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota