Cartel de Sinaloa secuestra y tortura a Policías Estatales en Zacatecas; eran liderados por Ivan Guzmán

By -
Comparte esta nota

ZACATECAS, Zacatecas, — Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) fueron secuestrados por Policía Municipal de Miguel Auza y agentes estatales de Durango, que los entregaron a integrantes del Cartel de Sinaloa, bajo el mando del Ivan Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán, preso en Estados Unidos.

Los 12 elementos de la PEP zacatecana fueron abandonados por los delincuentes, que los despojaron de chalecos, cascos, cargadores, radios Matra y demás equipo táctico; solo les dejaron las armas, pero inútiles sin balas.

A través de redes sociales, compañeros de los elementos secuestrados y torturados por los sicarios de Ivan Guzmán alias El Chapito, denunciaron lo sucedido, después de que el secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernandez, se concretara a informar que había sido una confusión.

De acuerdo a la denuncia realizada en redes sociales, los 12 elementos de la PEP se encontraban desayunando en un negocio de Miguel Auza, cuando fueron rodeados por agentes de la Policía Municipal de esa ciudad zacatecana y por oficiales de la Policía Estatal Preventiva de Durango.

“Llegaron –los estatales de Durango- en 10 camionetas con sujetos civiles, armados con puro Cuerno de Chivo bañados en oro, amagaron a nuestros compañeros, los desarmados, los esposaron y les taparon los ojos con vendas”, señalan compañeros de los afectados.

En el lugar quedaron abandonadas las dos patrullas de la PEP, mientras los elementos fueron llevados al estado de Durango, donde en una brecha los empezaron a torturar; les mostraron un tambo con ácido, amenazando con matarlos.

Al lugar llego un sujeto güero, alto, a quienes los estatales y federales de Durango, se dirigían como el jefe, llamándole por su nombre completo, Ivan Guzmán alias El Chapito, quien durante varias horas estuvo en el sitio.

Los agentes secuestrados fueron liberados un día después, en una brecha de terracería de Miguel Auza hacia Durango. Estaban severamente golpeados e inconscientes; se les traslado a un hospital.

De acuerdo a la información que circula en redes sociales, el área es “controlada” por el Cartel del Golfo y aliados con el Cartel de Sinaloa contando con la protección del secretario Camberos, quien aseguro oficialmente que se trató de una confusión y que los oficiales estaban en buen estado de salud.

Aparentemente el secuestro y tortura de los elementos de la PEP, fue en represalia porque un día antes, otros agentes, habían detenido a un narcotraficante, a quien despojaron de droga y dinero.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota