Any Given Sunday, Un “bajito” con gran altura.

By -
Comparte esta nota

Any Given Sunday, Un “bajito” con gran altura.

Nuestras conclusiones después del cierre de la Jornada Cinco de la
temporada regular de la NFL.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra vuelven a demostrar un oficio de juego
con una fórmula que por momentos parece imbatible, y aunque sus
triunfos consecutivos han sido con dos conjuntos en realidad deficientes
(Miami e Indianápolis), el regreso de Julián Edelman y la inclusión de Josh
Gordon deben ser factores que les permitan –“as usual”- tener un ataque
altamente peligroso. Respecto a la defensa, el verdadero parámetro de
ajuste lo atestiguaremos contra Kansas City. Por parte de Indianápolis, al
margen de sus resultados y números negativos, observo un buen trabajo
de Frank Reich y de Andrew Luck (es un conjunto con connotadas lesiones,
carencia de talento, demasiado joven en ciertos costados y en
reconstrucción). Lo que es una verdadera lástima es el caso de Atlanta. Su
ofensiva está plagada de talento, cuentan con uno de los tres mejores
receptores de la liga (Julio Jones) y simple y llanamente no logran carburar
y están a una derrota de perder la temporada. ¿La resaca del Súper Bowl
LI sigue mancillando psicológicamente esta plantilla? Estoy de acuerdo
que su defensiva ha sido castigada por lesiones, pero…¿No se supone que
Dan Quinn es un genio en dicha materia y debería hacer ajustes? Si Julio
Jones atrapa su primer pase del partido hasta el último cuarto
enfrentando a una defensiva como la de los Acereros, con múltiples
limitantes ¿No es tiempo de señalar con más agresividad a Steve
Sarkisian, coordinador ofensivo? Ni hablar de Matt Ryan, un pasador
atlético, cumplidor, buen brazo…pero poco liderazgo y cero actitud
“killer”. Sus próximos dos compromisos en el papel son asequibles
(Bucaneros y Gigantes), y si no logran hilvanar dos victorias, veremos un
gran desperdicio de una versión de equipo que pintaba para la grandeza.

Vayamos con los invictos: Los Jefes de Kansas City y los Carneros de Los
Ángeles tienen verdaderos prodigios como mariscales de campo: Patrick
Mahomes y Jared Goff, además de armas ofensivas de altísimo calibre. Lo
que se le cuestionaría a ambas escuadras en esta jornada es su defensa.
En particular la de Carneros, que ha venido de más a menos, no me
preocuparía tanto, ya que Wade Phillips, su coordinador defensivo, estoy
seguro hará los amarres que sean necesarios, y experimentará para tal
efecto en su “visita” a unos alicaídos 49’s de San Francisco. Respecto a la
respectiva de Kansas City, que realizó un buen “performance” versus
Jacksonville (contra Blake Bortles todo es relativo), en realidad tendrá su
prueba de fuego el Domingo por la noche cuando enfrenten a Brady con
arsenal completo. Por último, sería imperdonable no reconocer a un
grande como Drew Brees, mariscal de campo de los Santos de Nueva a
Orleans, que el pasado Lunes se convirtió en el lider en yardas por pase de
todos los tiempos, rebasando a leyendas como Payton Manning y Brett
Favre. Es curioso, cuando Brees y Tom Brady, buscaban ingresar a la NFL,
muchos reclutadores los veían con escepticismo, al primero por ser
“bajito” y al segundo por ser “poco atlético y demasiado delgado”. Hoy
por hoy, son dos de los cinco mariscales élite activos de la liga y pasarán a
la historia considerados como mejores de todos los tiempos. Esto
constata, que en la NFL, uno de las más prestigiosos y competimos
circuitos del deporte mundial, a final de cuentas la inteligencia, el
liderazgo y la capacidad de superar adversidades, marcan la diferencia
para trascender.

Comparte esta nota
Redaccion Telered2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comparte esta nota
Comparte esta nota