Any Given Sunday, El Mayor Sobreviviente.

By -
Comparte esta nota

Any Given Sunday, El Mayor Sobreviviente.

Una jornada diez de la NFL, que resultó ser más interesante de lo
esperado, en virtud que tuvimos más de un par de sorpresas,
incluida por supuesto, la cancelación del “Monday Night” en la
Ciudad de México (muy desafortunada y lamentable situación).

Uno de los equipos que me han sorprendido favorablemente,
son los Acereros de Pittsburgh, quienes han venido de menos a
más en forma meteórica (impresionante victoria sobre las nada
sencillas Panteras), superando temas delicados como un
supuesto “casillero incómodo”, la ausencia de su jugador
estrella: LeVeon Bell y una defensiva porosa. En este momento,
con récord de 6-2-1, me atrevo a pronosticar que ganarán su
división, y si logran vencer a Patriotas en la jornada quince,
podrían estar peleando por el segundo mejor sembrado de la
Conferencia Americana, sin embargo, debemos tomar en cuenta
que además de ese compromiso, enfrentarán también a Nueva
Orleans y Cargadores de L.A., dos duelos complejos contra
equipos superlativos. El otro lado de la moneda serían sus rivales
divisionales, Baltimore y Cincinnati. Del primero se avecinan
tiempos de cambio a muy corto plazo, tanto Joe Flacco, su
mariscal de campo, como John Harbaugh, su entrenador en jefe,
muy probablemente ya no estén al mando en sus respectivas
posiciones para la temporada siguiente. De hecho, Flacco podría
ser relegado en cualquier momento por el joven Lamar Jackson.

Una lástima por un equipo que cuenta con una defensiva de alto
calibre, que como la análoga de Jacksonville, no han podido
sostener a sus escuadras. Yo sigo pensando que las defensivas
ganan campeonatos, pero en esta era de la NFL, ya no es posible
apostar por una gran defensiva combinada con una ofensiva
regular, para llegar al juego grande. El caso de los Bengalíes, no
es ninguna sorpresa su relativa caída , y aunque podrían todavía
salvar la temporada, es más que evidente que en las filas de esta
organización, la irregularidad y mediocridad son una constante
(la salida de su coordinador defensivo es una clara señal de ello).

Marvin Lewis es el máximo sobreviviente del circuito. Vayamos
con otra decepción mayúscula: Halcones de Atlanta (4-5). Estoy
convencido que su problema es Steve Sarkisian, el coordinador
ofensivo, quien no ha podido explotar un ataque que cuenta con
la calidad -entre otros- de Matt Ryan y Julio Jones (inclusive
deficiente en zona roja). Pero tal vez, la responsabilidad pudiera
ya recaer en Dan Quinn, el entrenador en jefe. Me parece que
desde que perdió de manera estrepitosa el Súper Bowl LII, no ha
sabido ajustar e inspirar a esta plantilla. ¿Habrá llegado a su
techo y se requerirá un cambio de timón para la próxima
campaña? Lo sabremos muy pronto. En esta división, como quizá
en toda la liga, el conjunto más balanceado y convincente son los
Santos de Nueva Orleans, superando en el “power ranking” a los
Carneros de L.A., que no han logrado corregir sus debilidades en
la defensiva secundaria y que ahora perdieron a una de sus
armas más importantes: Cooper Kupp. Los Santos, tienen por
delante un calendario relativamente complicado, si logran
sortearlo y finalizar como el primer sembrado con récord de 13-
3, apuesto doble contra sencillo que llegarán y ganarán el Súper
Bowl y Drew Brees se llevará todos los honores. Por último,
analicemos a los Vaqueros de Dallas. Su victoria versus las
Águilas de Filadelfia me supo agridulce. Me queda claro que no
pueden aspirar a grandes cosas con un ataque tan
unidimensional y con un mariscal de campo como Dak Prescott,
que no cuenta con profundidad y precisión, ni lectura de campo.

Si esta franquicia quiere regresar a la gloria, deben pasar página
a Jason Garrett, traer un entrenador con férrea disciplina tanto
para arriba como abajo, y buscar un pasador más dominante en
su posición. Claro que en el papel se siente sencillo y en la
práctica complicado, pero estoy seguro que esta organización ya
pide a gritos (y merece), un cambio estructural profundo. La
buena noticia: su defensiva es de alto calibre, joven y bien
acoplada, proyectada y con unidades compenetradas. Es la mejor
de la División Este (arriba de la de las Águilas) y “Top Five” de la
Liga, así que los Vaqueros tienen fundamentos para pensar en
grande para la sesión del año entrante. Abundaremos.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota