Any Given Sunday, Apoteósica Jornada.

By -
Comparte esta nota

Any Given Sunday, Apoteósica Jornada.

Finalizó una apoteósica jornada once de la NFL. Hagamos un somero
análisis: Los Osos de Chicago tienen en sus manos el título divisional de la
Norte de la NFC. A principio de temporada pensábamos que este conjunto
iba a mejorar sustancialmente respecto a los últimos siete años, pero las
expectativas que pudieran consolidarse como el mejor tercer sembrado
de la Conferencia Nacional, dejando a un lado al favorito Minnesota (que
pienso calificará como el comodín débil) y a Green Bay, sin duda, no eran
muy amplias y en general es una grata sorpresa para los seguidores de
esta histórica franquicia. Khalil Mack fue una pieza disruptiva y Mitchell
Trubisky es un mariscal de campo que ha ido creciendo en forma
paulatina. Por lo pronto viajarán a Detroit y Nueva York en compromisos
en el papel asequibles, para regresar a casa y recibir a los Carneros de L.A.

Por su parte, los Santos de Nueva Orleans siguen demostrando que son el
equipo más balanceado de la todo el circuito, dejando al descubierto las
deficiencias de los todavía campeones Águilas de Filadelfia, conjunto que
aunque no podemos descartar de postemporada (esa división Este todavía
está en disputa), si pienso que tiene mínimas posibilidades de repetir el
título. Los Jaguares de Jacksonville hicieron un excelente planteamiento
de juego a los Acereros de Pittsburgh, de hecho, es el que estaba
programado para toda la sesión, pero las lesiones, entre otros factores, lo
han impedido. Defensiva dominante, ataque terrestre constante y
consumidor, minimizar errores. Funcionó de maravilla tres cuartos, el
problema es que el rival, Acereros, en realidad es un dínamo que en
cualquier momento iba a explotar, tal cual lo hizo. A ello sumen que para
tener éxito con esta fórmula requieres un mariscal de campo
medianamente cumplidor, luego entonces los de Florida no pudieron
cerrar la pinza. Jaguares y Halcones de Atlanta levantan la mano como las
dos grandes decepciones de este año, y me parece, que en el caso de
Jacksonville ya está demasiado bien identificado el problema: Blake
Bortles. Ojalá no haya sido muy tarde para Tom Coughlin y Doug Marrone,
en virtud de que mantener defensivas dominantes más de tres años, en la
actualidad, es una empresa compleja. Vamos con el histórico y súper
espectacular encuentro entre los Jefes de Kansas City y los Carneros de
Los Ángeles, un partido de SuperBowl pero no de equipos de juego
grande. Al margen de las emociones que desplegó este enfrentamiento y
los récords que estableció, debemos acusar a dos escuadras con
defensivas secundarias no solo mega deficientes, sino
inclusive…inexistentes. En el caso de Kansas City, además de esa gran

debilidad, para variar, su entrenador, el “genio” Andy Reid vuelve a
mostrar sus defectos que emergen en esta parte de la temporada … y es
que a pesar de que el partido estuvo plagado de variadas y peculiares
circunstancias por su naturaleza, Kansas City cometió pifias que pueden
atribuirse directamente al entrenador y que fueron determinantes para el
resultado: falta de disciplina (todos los castigos que los auto- destruyeron
en la primera mitad) y pésimo manejo del tiempo en el último y definitivo
“drive”. Ahora, los Jefes están a sólo un partido adelante de diferencia
sobre los Patriotas, cuando pudieron haberse despegado a tres, y
recordemos que en caso de quedar empatados al término de la
temporada, el criterio de desempate favorecerá a Brady y compañía. En
otras palabras, muy probablemente la aduana al Súper Bowl pasaría por el
Gillette Stadium y no por el Arrowhead. El calendario remanente de la
campaña es mucho más accesible para Nueva Inglaterra que para Kansas
City. Por su parte, los Carneros enfrentan una coyuntura similar, en virtud
que están solo un juego arriba de los Santos, aunque en este caso, la
diferencia es que mientras que en el caso de un enfrentamiento en final
de la AFC, Chiefs vs Pats, la clara ventaja sería la localía, y en uno
hipotético pero probable Saints vs Rams, los primeros son superiores por
su solidez a la defensa y ataque equiparable. Abundaremos.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota