Any Given Sunday, Análisis Jornada 14.

By -
Comparte esta nota

Any Given Sunday, Análisis Jornada 14.

El panorama de la postemporada de la NFL parece esclarecerse al término
de la semana catorce. En la Conferencia Nacional hemos presenciado un
curioso ajuste, cuando los dos dínamos de la misma, Santos de Nueva
Orleans (11-2) y Carneros de Los Ángeles (11-2), fueron evidenciados por
los otros dos muy probables campeones divisionales: Vaqueros de Dallas
(8-5) y Osos de Chicago (9-4). Así es, cuando pensábamos que Nueva
Orleans era una máquina imparable, la defensa de Dallas logró nulificar su
poderoso andamiaje. Y lo mismo haría la respectiva de Chicago con Jared
Goff y compañía. En este momento, estas dos defensas son las más
dominantes del circuito, y sus correspondientes ataques los considero
arriba del promedio, así que si la lógica se impone, deben ser muy
competitivos en Enero y entre estos cuatro conjuntos estará el
representante de la NFC en el Súper Bowl. Por supuesto, no podemos
demeritar a los Halcones Marinos de Seattle (8-5), apuesto que el comodín
fuerte y un equipo que ha sorprendido en forma grata y en donde observo
está la plantilla más motivada de la NFL. Excelso trabajo que ha logrado
Pete Carroll, y además, aunque su defensiva no ha tenido tanto renombre,
basta ver cómo logró contener el ataque de los Vikingos de Minnesota el
pasado “Monday Night”, para “rankearla” entre las más competitivas de la
NFL. ¿Es Seattle el caballo negro de la Nacional? Pienso que será un rival
demasiado incómodo en los “play-offs”, además sumemos la vasta
experiencia de Carroll y Russell Wilson en dichas instancias (algo que
podría pesarle a Chicago, Dallas e inclusive a los Carneros), sin embargo, el
poderío de los cuatro primeros sembrados es demasiado, no solo arriba
de ellos, sino inclusive sobre los de la Conferencia Americana. Respecto al
comodín débil de esta citada NFC, me parece no será un rival que pueda
trascender mucho. Tanto Minnesota, como Filadelfia, Washington y quizá
Carolina, han sufrido sendas caídas, tanto por lesiones como por
problemas de su “staff” de entrenadores, y en general, han sido enormes
decepciones.

En la Conferencia Americana, el panorama luce ligeramente más incierto.
Los Jefes de Kansas City (11-2), tienen en sus manos la posibilidad de
lograr el primer sembrado y con ello la localía en postemporada. Están a
dos juegos arriba de sus más cercanos adversarios: Patriotas de Nueva
Inglaterra (9-4) y Texanos de Houston (9-4). El problema es que su
calendario presenta dos enfrentamientos muy complicados: Carneros de
Los Ángeles (10-3), su rival divisional, a quien observo más balanceado y
que incluso podría arrebatarle el cetro del Oeste, y los Halcones Marinos,
a quienes visitan en un estadio demasiado inhóspito. La ausencia de
Kareem Hunt, la posible lesión de Tyreek Hill, una defensa que aún no
levanta al nivel de Súper Bowl y los típicos cierres de campaña del
bonachón de Andy Reid, son temas que pondría sobre la mesa para poner
en tela de juicio que Kansas City logre ser el número uno de la AFC en
Enero. Así mismo, los Patriotas, que presentan bastantes
cuestionamientos a la defensa, tienen un calendario remanente muy
asequible (enfrentan en casa a los bufones de su división: Jets y Bills), al
igual que Houston, que aunque no me termina de convencer, cierra con
Jets, Águilas y Jaguares. Así mismo, el cuarto sembrado y los comodines,
podrían ser los Acereros, Cuervos, Delfines y Potros, todos conjuntos
inconsistentes. Sin duda el escenario de la AFC sigue siendo muy volátil.
Abundaremos.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta nota
Comparte esta nota