Any Given Sunday, Algo Cabalístico.

By -
Comparte esta nota

Any Given Sunday, Algo Cabalístico.

Recién finalizo una jornada cabalística (13), y tuvo elementos que bien
podrían justificar dicho significado. El tema del despido de Kareem Hunt,
el talentoso corredor ex Jefe de Kansas City (por la agresión física a una
dama), es realmente lamentable. Un caso que nos remite de inmediato a
lo sucedido con Ray Rice de los Cuervos de Baltimore, allá por 2014. Este
contexto podría poner fin a una carrera que parecía ir encaminada a la
grandeza para el joven atleta de segundo año. Y además tengo la
impresión que afectará en gran medida el desempeño del equipo
comandado por Andy Reid. Su victoria contra los Raiders no fue tan
sencilla como se suponía en papel y la ausencia de Hunt fue un factor
determinante. Chiefs siguen en primer lugar de la AFC, sin embargo, su
situación no es tan favorable como su récord de 10-2 indica. En su división
ya se acercan peligrosamente los Cargadores de L.A., conjunto que en este
momento observo más completo y equilibrado. En la semana 15 se
medirán ellos dos en un cotejo que podría definir el campeón de la citada
división. Hace aproximadamente un mes no dudaba en lo más mínimo que
KCity se llevaría el Oeste sin mayor problema, ahora, presiento que
inclusive podrían irse relegados al comodín fuerte. Además del partido
versus Chargers, recibirán a la poderosa defensiva de Baltimore y viajarán
a Seattle contra un equipo que ha crecido como pocos en esta campaña.

Cierran la campaña contra Raiders, un compromiso asequible. Ya veremos
si por fin Andy Reid logra ajustar y cerrar la temporada en forma diferente
a cómo nos tiene acostumbrados, ganando y avanzando en postemporada
(y la localía en postemporada es un imperativo). El factor Hunt será una
difícil prueba, aunque en esta ocasión cuenta con el gran jugador
fenómeno Patrick Mahomes.

Continuando con las “desgracias” de esta semana 13, no podemos evitar
platicar del caso de Mike McCarthy, recién despedido por la gerencia de
los Empacadores de Green Bay, donde legó una marca de 101 ganados, 49
derrotas y 1 empate, además de seis títulos divisionales y un Súper Bowl.
Demasiado se va a especular y hablar sobre esta ruptura, en especial por
su relación final con el mariscal de campo Aaron Rodgers. En lo personal,
me parece que McCarthy es un excelente entrenador en jefe, quien
heredó años de gerencias conservadoras y desde cierta perspectiva,
obsoletas y poco agresivas. ¿Falto audacia corporativa de su parte? Es
posible, empero, no todos los buenos entrenadores son también grandes
negociantes o buscadores de talento como Belichick o Gruden. Por ello,
considero que la manera como se rompió la relación de trabajo de parte
de la gerencia de los Packers, representada por Mark Murphy, presidente
y director ejecutivo de la franquicia, fue una falta de respeto hacia un
entrenador futuro Salón de la Fama y una decisión deplorable aplicada en
mal tiempo y forma. McCarthy encontrará un nuevo equipo en menos de
dos meses, de hecho, estoy seguro que más de cinco conjuntos de la Liga
ya están considerando proponerle ofertas para el año entrante, mientras
que en los pasillos del Lambeau Field, presiento un futuro demasiado
incierto. Abundaremos.

Loading…

Comparte esta nota
Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comparte esta nota
Comparte esta nota